Como crear arpegios en la guitarra

Como crear arpegios en la guitarra

Los arpegios como recurso nos permiten manejar diferentes dinámicas y texturas, al alternar con figuras rítmicas con acordes nos permiten bajar la intensidad del sonido consiguiendo sonidos mas interesantes, en esta lección de nuestro canal veremos como crearlos en la guitarra.

Reglas básicas para crear arpegios en la guitarra

Lo primero que necesitas es tener bien definidos cuales son los bajos de los acordes, recuerda que los acordes tiene dos bajos, el principal que es la nota desde donde se ha creado y el secundario que es su quinto grado, alternar los bajos del acorde es algo que nos puede dar una gran variedad sonora.

La segunda regla consiste en mantener el mismo arpegio durante la progresión, este recurso se usa para controlar mejor el sonido del instrumento y para darle algo de orden, la idea es que si se tienen cuatro acordes en la progresión los cuatro se hagan con el mismo arpegio o con variaciones muy cercanas a este.

La tercera regla para crear arpegios en la guitarra consiste en trabajar dentro de lo posible el mismo grupo de cuerdas para toda la progresión, esto se hace para mantener una sonoridad estable durante el arpegio.

Para la técnica de mano derecha lo que vamos a hacer es asignar un dedo a cada cuerda, el pulgar se encargara de los bajos, tendrá que trabajar las cuerdas seis, cinco y cuatro según el acorde que se este trabajando en el momento.

El dedo índice trabajara sobre la tercera cuerda, el medio sobre la segunda y el anular sobre la primera, mantener esto de manera constante nos ayudara a independizarlos y mejorar nuestra técnica.

Ahora lo que haremos será trabajar sobre diferentes grupos de notas, vamos a comenzar trabajando con cuatro notas, ideal para un compás de 2/4, recordemos que podemos hacer cuantas combinaciones de cuatro notas queramos.

Posteriormente vamos a trabajar combinaciones de seis notas, este sistema es ideal para compases de ¾, los sistemas ternarios manejan en este caso seis corcheas, nuevamente se pueden hacer cuantas combinaciones se desee, algo que sugiero es iniciar siempre con el bajo para mantener orden y facilitar el cambio de acordes.

Luego vamos a trabajar combinaciones de ocho notas, esto funciona para los compases de 4/4, nuevamente podremos hacer cuantas combinaciones queramos, idealmente el bajo debe ser la primera de las cuatro notas, este tipo de arpegios funciona ben cuando se incluyen dos bajos, que pueden ser el principal y el secundario del acorde.

Si se desea es posible no usar todas las corcheas, se pueden aplicar diferentes patrones de ritmo al momento de crear arpegios en la guitarra, para ello es necesario saber bien el patrón y distribuir las notas en el.

Si queremos ponernos algo creativos se pueden trabajar compases no tan convencionales, este tipo de recurso aplicado a los arpegios en la guitarra nos da una gran variedad rítmica para jugar, podemos trabajar arpegios de cinco notas, como si estuviéramos trabajando en compases de 5/8.

También existe la posibilidad de crear arpegios de siete notas, como si estuviéramos en un compás de 7/8.

Los arpegios en la guitarra son un gran recurso y son fáciles de crear, solo requiere conocer bien nuestros acordes y sus bajos, tienen como beneficio adicional que nos permiten limpiar el sonido de nuestros acordes ya que nos permiten ver que estamos haciendo mal, que cuerda estamos pisando mal.

También nos ayudan a mejorar los cambios de acordes ya que nos obligan a ser mas rápidos y construirlos desde el bajo ya que por lo general es la primera nota que entra del acorde.

Estos conceptos los desarrollamos en nuestro curso completo de guitarra acústica donde trabajamos la mano derecha y la independencia de los dedos.

También te puede interesar:


Tome nuestros cursos gratuitos y vea por que somos los mejores

Curso de guitarra principiantes
Curso de guitarra nivel intermedio